Cómo sobrellevar una ola de calor

Las olas de calor cada vez son más comune y es posible que el calentamiento global cada vez sea más pronunciado. Por esta razón si nos preparamos para una ola de calor, sea este año o en los sucesivos nos será más fácil sobrellevar estos cambios de temperatura.

La preparación de su casa para una ola de calor implica una serie de tareas relativamente pequeñas que pueden ayudarle a mantener el aire fresco dentro y el aire caliente fuera. Si tienes un aire acondicionado de ventana, asegúrate que siga estando en buenas condiciones. Si hay huecos alrededor de los lados, aíslalos. Puedes conseguir paneles de espuma aislante o espuma en aerosol para el hogar. También debes asegurarte de que los conductos y respiraderos del aire acondicionado estén bien aislados. Es una buena idea reparar o reemplazar un aire acondicionado defectuoso antes de que lo vayas a necesitar.

Las ventanas de doble acristalamiento también ayuda a minimizar las pérdidas de frío, así como ahorrar energía hasta un 50%. Otra cosa que puedes hacer es encontrar cortinas que bloquean el calor y la luz. Éstas pueden ayudar a mantener la habitación fresca. Mantener su casa tan aislada como sea posible le ayudará a mantenerse fresco.

Mantente bien hidratado.

Muchos de los problemas de salud que pueden desarrollarse durante una ola de calor están asociados con la deshidratación, por lo que es muy importante asegurarse de beber mucha agua o una bebida isotónica. Incluso si no sientes sed, sigue tomando sorbos regulares. Evita las bebidas con mucha cafeína como el café y el té, y limita tu consumo de alcohol, ya que estas bebidas tienen las propiedades de deshidratar.
Cuando hace mucho calor afuera, se recomienda que bebas unas 4 tazas de agua por hora. No tragues todo esto de una vez, o podrás experimentar molestias. Hay algunos casos en los que quizás deba consultar a un médico antes de aumentar la cantidad de líquidos que en este artículo no podemos detallar

Come apropiadamente.

Debes adaptar tus hábitos alimenticios a la temperatura. Comer es un método eficaz para controlar la temperatura del cuerpo. Coma regularmente comidas ligeras y equilibradas, en lugar de dos o tres platos grandes de comida. Las comidas grandes requieren más trabajo de digestión, lo que hará que su temperatura corporal aumente.
Los alimentos ricos en proteínas, como las carnes y las nueces, también aumentarán el calor metabólico.
La fruta fresca, las ensaladas, los tentempiés saludables y las verduras son sin duda las mejores opciones.
Si estás sudando mucho, reemplaza las sales y minerales perdidos, así como el agua. Un puñado de nueces saladas o galletas saladas, bebidas isotónicas o zumos de fruta.

Recent Posts

Leave a Comment

Call Now ButtonTrucar Ara breu historia construccio