Breve historia de la construcción y sus herramientas

El ser humano ha realizado un gran recorrido desde que se inventó la piedra y la cabaña más primitiva (aquella hecha de barro y madera). A través de algunas herramientas y los refugios que se fueron creando, han habido siempre épocas en las que parecía que no se avanzaba y otras épocas en las que se avanzó a un ritmo muy rápido. La tecnología de los materiales y herramientas no para de avanzar como cualquier tecnología en pro de la ergonomía y al cuidado del constructor. Hasta el punto en que hoy en día existen multitud de herramientas con las que se pueden realizar reformas verdaderamente sorprendentes gracias a que nos hemos alejado de el cuchillo primitivo.

La época más primitiva de la construcción

Si nos remontamos a los orígenes de las construcciones, podemos pensar en aquellas construcciones con las que se creaban con herramientas muy primitivas como hachas de mano, raspadores y otras herramientas de raspado que ayudaban a que se pudiera dar la forma a la construcción. Además, cuando se empezó a edificar un poco más tarde, se utilizaron pieles, ramas, hojas y todo tipo de materiales que encontraban alrededor. La durabilidad de las construcciones se entiende que sería muy precaria ya que cualquier inclemencia un poco más fuerte de lo común podría derribar la cabaña con toda facilidad.

Además, cuando se inventó la sierra (se cree que sobre el 5000 AEC), se forjaron herramientas más duraderas y con bordes que podían cortar mucho mejor. También para aquella época se utilizaron otros materiales más duraderos como el ladrillo, el metal o plásticos. Podemos imaginar también que se harían más resistentes no solo para resistir las inclemencias de la naturaleza, sino los posibles ataques de otros humanos que quisieran invadir el poblado a base de golpes y fuego, ya que la piel y la madera eran más propensos a poder incendiarse.

La revolución Egipcia

Dando un salto en el tiempo y sin querer dar más importancia a ninguna civilización más que otras, el hecho es que los Egipcios realizaron construcciones de edificios enormes sin a penas un uso de herramientas o tecnología como las que tenemos hoy en día. Hablamos de alrededor del año 2650 AEC, dónde probablemente hiciero uso de trineos, cuerdas, rodillos y muchísima fuerza para poder construir esas colosales pirámides. Se cree también que no hicieron uso de la polea, con lo que el esfuerzo humano fue impresionante sin lugar a dudas.

Las civilizaciones Griegas, Romanas y Chinas

Es curioso ver cómo los griegos construían con barro, pero sus templos los construían con piedra. Durante su mayor expansión hicieron grandes avances en términos de calefacción, fontanería y planificación urbana. Utilizaron herramientas como la grúa y popularizaron la escalera de caracol.

Los Romanos por otra parte, desarrollaron cerchas de madera para techo con mortero fuerte. Además hicieron uso del bronce para estructuras más grandes.

Los Chinos estuvieron rivalizando con Roma en materias de construcción y lo hicieron muy bien con la Gran Muralla China: Piedras, madera, ladrillos y mortero de cal para una construcción increíble que hoy en día seguimos admirando.

Salto a la época medieval y renacimiento

Desde el siglo V al XV la construcción se convirtió en fortificaciones, catedrales y castillos. Por desgracia, gran parte del conocimiento romano se perdió en su caída. La madera volvió a ser un estándar por cuestiones económicas. Aún así, se las arreglaron para construir grandes edificios con bóvedas, contrafuertes volantes y paredes de vidrio.

Más tarde en el Renacimiento se hizo uso del hormigón. Así que todo fue construido de nuevo con piedra o ladrillo. Esto no les impidió construir una cúpula que se mantuvo unida por la tensión entre los ladrillos y sin encofrado.

Y entonces llegó la ciencia

En el siglo XVII la ciencia surgió para poner las mejoras de construcción. Para el siglo XVIII, las mediciones podían ser calculadas en vez de estimadas por la experiencia. El mayor negocio fue la fabricación en masa de vidrio. El hierro se usaba más frecuentemente en la construcción. Y la cercha de techo triangular llegó a Inglaterra.

En el siglo XIX, la Revolución Industrial encontró constructores con acceso a mejores y más rápidos sistemas de transporte para mover los materiales. También vio la llegada de:

  • Máquinas de vapor y sierras circulares
  • Herramientas mecánicas, incluyendo clavos cortados a máquina
  • Explosivos
  • Los marcos de los globos reemplazaron a la madera mientras que el acero y el vidrio se produjeron en masa. La plomería fue finalmente mejorada para la recolección de agua potable y aguas residuales. Y, por supuesto, los códigos de construcción salieron a la luz.

Llegamos al s.XX

El siglo XX vino con proyectos de construcción masiva, especialmente en los Estados Unidos donde el ascensor significaba que se podían construir rascacielos. Herramientas eléctricas, grúas motorizadas y prefabricación aceleraron la construcción. Más tarde se introdujo el diseño asistido por ordenador. Se instituyeron los cascos, la protección auditiva y otras protecciones para los trabajadores.

Presente

Esto nos lleva al presente donde la maquinaria de construcción es cada vez más familiar para los constructores de hace medio siglo y confusa debido a la computarización de casi todo. Aún así, haber pasado de cuchillos de piedra y pieles de oso a herramientas eléctricas y rascacielos en poco más de 10.000 años es un viaje y un avance increíble, ¿verdad?

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

tele trabajocómo combatir una ola de calor