Por qué la Neuroarquitectura es un movimiento que te puede interesar

¿Qué es la neuroarquitectura? Imagina cómo sería el mundo si los arquitectos diseñaran edificios aún más eficientes, como escuelas que estimulen el aprendizaje, hospitales que potencien la recuperación de los pacientes y les hagan sentir menos dolor, lugares de trabajo que mejoren la creatividad y la cooperación. Desde la época de Vitruvio, los arquitectos se preocupan por el impacto que sus edificios generan en sus usuarios. Pero si es tan antiguo, entonces… ¿Qué hay de nuevo en ella?

Hoy sabemos que nuestra conciencia es extremadamente lenta, y que a menudo nuestro cerebro tiene que hacernos actuar antes de que tengamos tiempo de pensar en la situación. Por ejemplo, cuando resbalamos y conseguimos recuperar el equilibrio sin caer. Todas las reacciones necesarias para evitar la caída se producen muy rápidamente, de forma automática. Esto demuestra que nuestros instintos son más rápidos y que son capaces de tomar el control de la situación antes de que nos demos cuenta.

Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con la arquitectura? Una mejor comprensión del cerebro, especialmente de los pensamientos que permanecen por debajo del nivel de conciencia, puede ayudar a los arquitectos a diseñar edificios que impacten en sus usuarios de una manera aún más profunda. La comprensión del instinto de supervivencia, las emociones y la plasticidad del cerebro, entre otros, harán de la arquitectura una herramienta aún más eficaz para el cambio de comportamiento. Los edificios se diseñarán teniendo en cuenta no sólo la estética y la funcionalidad, sino centrándose en los impactos generados en niveles más profundos de nuestro organismo, que escapan a la percepción consciente.

Por supuesto, ¡todo esto es sólo el principio! Todavía tenemos un largo camino de descubrimientos por delante… Pero algunas ideas que podemos encontrar como ramas de esta ciencia son las buenas sensaciones que aportan y la comodidad, creatividad y resolutividad que de esto hablaremos también.

Buenas Sensaciones Gracias a la Neuroarquitectura

Seguro que si has estado dentro de un spa has notado cómo la sensación de calma y paz te ayudan gracias a materiales como la madera, piedra y por supuesto la luz natural. La neuroarquitectura quiere comprender todas estas sensaciones y poder medirlas, medir la actividad cerebral y crear y generar espacios a través de la tecnología. Gracias a la frecuencia cardíaca se pueden registrar también los niveles de estrés y ansiedad. Finalmente a través del Big Data se pueden interpretar los resultados y ofrecer soluciones eficientes. Además, gracias a la realidad virtual se pueden recrear espacios y medir cómo de cómodos podemos llegar a sentirnos en diferentes espacios.

Podemos ser más resolutivos, más creativos y estar más cómodos

Ya sea en salas de espera, colegios o en habitaciones de hospitales, la neuroarquitectura puede ayudar a tener un buen impacto en la salud. Además puede fomentar la creatividad y la productividad de los alumnos en los colegios. El contacto con la naturaleza puede sin duda mejorar nuestra salud como lo demuestra también la arquitectura biofílica.

El tiempo dirá finalmente dónde acaba todo pero si tiene que contar nuestro voto, sin duda la neuroarquitectura lo tendrá.

Recent Posts

Leave a Comment

Call Now ButtonTrucar Ara rascacielos