El aislamiento térmico en las ventanas y su impacto sobre la temperatura de tu piso

Quizás hayas escuchado alguna vez que la calefacción y/o el aire acondicionado sin un buen aislamiento térmico, es desperdiciar energía innecesariamente. Y nada más lejos de la realidad, el calor que puede tener una casa puede perderse hasta un 30% si sus ventanas no están perfectamente aisladas.

¿Cómo comprobar si hay un buen aislamiento?

Lo mejor es que un profesional te aconseje y asesore a fin de no equivocarte, pero una manera un tanto rudimentaria de comprobar si entra mucho o poco aire a través de las ventanas es aprovechar un día de viento cualquiera y colocar una vela al lado de la ventana. Si notamos que la vela se mueve, evidentemente se estará colando frío y perderemos calor. En caso contrario, es probable que esté bien aislada. (Esta comprobación es rudimentaria, dado que hay que tener en cuenta otros factores como la dirección y velocidad del viento).

Para aislar las ventanas será necesario hacer uso de burletes, silicona u otros aislantes.
En el caso de los burletes, esta solución es muy económica y tan solo será necesario poner el burlete en el marco, ya que la mayoría son adhesivos.

Si decides poner silicona o espuma de poliuretano, ten en cuenta sobretodo que la espuma de poliuretano crece a medida que pasa el tiempo, no vaya a ser que pongas demasiada y luego tengas un susto. No es así con la silicona que conserva la misma cantidad.

El corcho expandido o poliestireno, por contra son soluciones más profesionales y por tanto más difíciles de colocar.

Además, se puede cambiar el tipo de vidrio de las ventanas y poner un doble vídrio para aislar mejor. Las persianas pueden ayudar también a reforzar el aislamiento, especialmente por la noche. Y las dobles cortinas pueden ser un extra para no dejar pasar el frío y conservar el calor.

Cuando el calor aprieta

Primero de todo es necesario que a primera hora de la mañana se ventile bien el piso, especialmente durante las primeras horas del día cuando la temperatura es todavía razonablemente fresca. Después de un rato, puedes bajar persianas para evitar que el sol entre directo.

En caso de que quieras tener una buena iluminación, será necesario instalar sin falta cristales dobles para que pase la luz y no se vaya el calor.
Otras mejoras:
Evita las corrientes de aire. Si enciendes el aire acondicionado, pero hay corrientes de aire, la recirculación no será lo más eficiente posible.

Uso de toldos
Para que no entre el sol directamente y empiece a caldear el hogar, el uso de algún parasol o toldo puede favorecer el rebote del sol y que no caldee la casa demasiado.

Asegura que todo esté bien cerrado y hermético. Consúltanos y realizaremos un presupuesto sin compromiso.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

casa sostenible